¿Cómo controlar la evolución del glaucoma?

Cualquiera que sea el tipo de tratamiento, se requiere una vigilancia por médico oftalmólogo con seguimiento de la presión intraocular, campo visual y estado del nervio óptico.  Conviene tener presente que un glaucoma puede estar muchos años sin problemas con un tratamiento determinado y en un momento concreto fallar sin explicación aparente, por eso el oftalmólogo debe establecer un plan concreto de seguimiento para cada caso individual, siempre utilizando la tecnología apropiada en el seguimiento y control del glaucoma.

 

Exámenes mínimos de cada consulta:

 

  1. Campo Visual Computarizado
  2. Registro mediante imágenes del nervio óptico
  3. Prueba de sensibilidad al contraste
  4. Examen oftalmológico completo que incluya presión ocular, dilatación de pupila y evaluación del estado visual y refractivo completo


En la mayor parte de los casos, especialmente los diagnosticados precozmente, el paciente puede desarrollar sus actividades con toda normalidad y sin ningún tipo de limitaciones para su trabajo, lectura o alimentación, entre otros.

 

No es posible determinar si el glaucoma está controlado en función de cómo se siente o cómo ve el paciente, ya que no existe ningún tipo de molestia subjetiva que dé información al respecto, es importante recordar que el glaucoma no produce ningún tipo de síntomas que nos alerte respecto a su evolución. 


La visita periódica al oftalmólogo y la realización de exámenes especializados es la única forma de determinar si el glaucoma está correctamente controlado. 


Frecuencia de consulta al oftalmólogo en un paciente con glaucoma

Después del diagnóstico de la enfermedad, la frecuencia de exámenes de seguimiento recomendada por la ACG, es:

 

  • Al principio, mientras se encuentra el tratamiento ideal para cada paciente, pueden ser necesarias consultas diarias, semanales o mensuales.
  • En casos crónicos y bien controlados, es suficiente con controles mensuales de la presión y cada 3, 4 o 6 meses de campo visual y otros exámenes de seguimiento, dependiendo del control de la presión y del buen funcionamiento del medicamento seleccionado por el oftalmólogo.
  • Otras veces, si no hay buen control del glaucoma, pueden ser necesarios estudios mensuales.

 


 

Puntos a tener en cuenta para el adecuado control del glaucoma

  • Asistir a consulta a sitios que cuenten con la tecnología apropiada para el control del glaucoma
  • Asistir a centros oftalmológicos que realicen los exámenes mínimos en cada consulta
  • Aplicar los medicamentos en la forma y frecuencia correctas
  • Cuidar el resto de su cuerpo con ejercicios y dieta  para glaucoma